jueves, 26 de mayo de 2016

La concejala Raquel Ruz, la portapendones

Portapendones
La concejala de cultura del Ayuntamiento de Granada, Maria De Leyva Campaña, emocionada ante el buen portar el pendón de la ciudad en la procesión del Corpus de su compañera de corporación y compañera de partido, Raquel Ruz, se derrama en estos halagos: [Raquel Ruz es] "una política capacitada con poderío de sí, elegante, trabajadora, madre orgullosa de serlo...un lujazo y además guapa a rabiar. Es un orgullo para el PSOE contar con su dedicación y experiencia. Te queremos y lo sabes". A mí me ha conmovido, pero he sofrenado mi adoración, tras ver la foto de la joven apendonada, porque, a partir de ahora, va a resultar difícil aspirar a una concejalía si no se tremola bien, si una es fea a rabiar, o simplemente guapa del montón, si no se han dado a luz unos hijos, o, incluso, habiéndolos parido, si no se está orgullosa de los hijos de una, si se está en paro y,en consecuencia, no puede una ser muy trabajadora, si no se es elegante y se lo compra una todo en los chinos. Y lo que es peor, si los compañeros de partido no te quieren, como suele ser habitual dentro de cualquier organización, donde el amor no es la regla de oro de las relaciones entre los socios. En fin, el listón se ha puesto tan alto, tal alto, que sólo "lujazos"como Raquel Ruz podrán superarlo. (No entro a comentar eso de "una política con poderío de sí", porque mi competencia lingüística no da para tanto. Es una frase que me resulta oscura, indescifrable).

2 comentarios:

  1. La oscuridad expresiva de los caminos de la política no es para sufridos ciudadanos. Lo nuestro, lo de los sufridos, es que nos crezcan manos cada, más o menos, cuatro años. Estos últimos meses estoy aprovechando a escribir bastante porque tengo manos desde diciembre y aún no me han desaparecido.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar