martes, 20 de enero de 2015

Referéndum de pasión

Sevillanos despidiendo a la duquesa
A Podemos Sevilla le está haciendo falta un teólogo de la liberación y un antropólogo laico que le aclaren el papel de la Semana Santa en Andalucía. Tampoco le vendría mal un economista que le informara de que los andaluces vivimos fundamentalmente del turismo. Los partidos de la casta parece que sí lo saben y, ni los que se definen como laicos, les hacen ascos a los dineros y a los votos que les da el turismo religioso, como ellos lo llaman. A mí no me han dado clase ni teólogos, ni antropólogos ni economistas, me bastó con acudir a una reunión de la agrupación de Cultura de Izquierda Unida, allá por los 90 en Sevilla, para darme cuenta de que la Semana Santa era intocable y por diversos, y entendibles, motivos. Propuse entonces, en la asamblea, algo parecido a lo que ha propuesto la responsable de Podemos de Sevilla, Begoña Gutiérrez -una consulta a los andaluces sobre la continuidad de la Semana Santa-, y se me echaron encima todos los bordadores de Cádiz, diciéndome que si se suprimía la Semana Santa de qué iban a vivir ellos. Me informaron bastante irritados de que sus talleres sobrevivían gracias a los mantos, paramentos y bordaduras que les encargaban las cofradías para vestir a sus imágenes. Luego he llegado a la conclusión, quizá poco acertada, de que la sociedad andaluza es profundamente laica gracias al asalto que el pueblo ha hecho de las cofradías y de sus órganos de poder, desplazando a los sacerdotes católicos, que son meros comparsas en estas celebraciones. Esto sucedió ya hace dos mil años, cuando el cristianismo arrebató al paganismo greco romano, antes de sustituirlo casi del todo en tiempos de Constantino, imágenes, leyendas y ritos. 

Hoy, a la religión del dolor ha sucedido la religión del disfrute, que no tiene nada que ver con aquella, y al monoteísmo trinitario cristiano ha sucedido el paganismo idolátrico de la pléyade de imágenes de vírgenes y cristos que exhiben los cofrades en franca competencia en época de procesiones. Antes los sacerdotes eran los únicos beneficiarios de los diezmos y primicias, ahora miles de andaluces disfrutan de las partes del cordero de los sacrificios religiosos. Susana Díaz lo ha entendido bien y pronto se dio una vuelta por el camarín del Cristo de la Buena Muerte de Málaga. Siento mucho tener que decirles a los que auguraban una deriva chavista y santurrona de Podemos que los primeros pasos de esta formación, aunque desnortados, no van por ahí. Son típicamente laicos, aunque innecesarios.

Publicado en GRANADA HOY

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, Mark de Zabaleta por tu amabilidad. Un abrazo

      Eliminar
  2. Siempre sobran letras: la necesidad y el conocimiento no van de la mano, son la necedad y el cocimiento quienes pasean juntos.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peligro de inventarnos el mundo acecha a Podemos. Adanismo político, Independiente Trashumante. Gracias, amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. La prensa siempre quiere hacer titulares a costa de Podemos. Da igual que se "decanten" por activa o por pasiva. Les achacan de cualquier cosa y saca de contexto sus replicas. Pablo Iglesias ya ha dicho que NO; Que no se puede quitar toda esa parafernalia (da muchos réditos) de la Semana Santa, ni esas competiciones a las que van las Vírgenes, como a un concurso de belleza para ver quien de ellas es la más guapa.
    A Pablo ya le duele la boca de desmentir a Esperanza Aguirre en todas esas preguntas tan peregrinas: LA respuesta es NO: UNA ENE Y UNA O. lo dijo así para que no saquen nada de contexto. pero está sorda...jaja y la gracia que le habrá hecho ver a sus compañeros con unos vinitos espirituosos... madre mía (¿ha visto usted el vídeo manipulado de el petit comité que le hicieron en El Intermedio?. Buenísimo, no se lo pierda,jaja)

    Bueno que ya me voy, perdone el rollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marián, la vida mancha, y también a Podemos. Tenemos la obligación de no bajar la guardia. Gracias, un abrazo fuerte.

      Eliminar
  4. Ángeles Ruiz Rodríguez20 de enero de 2015, 22:28

    Me gusta tu artículo. Pero tengo que decir que la mayoría de las personas ven la Semana Santa como puro divertimento, pero no es así para otros. Las cofradias tienen muchiosimas actividades en favor de los necesitados durante todo el año. Muchos retiros espirituales y además dan mucho trabajo, a bordadores, orfebres y tallistas, doradores y evitan que estas actividades artesanales se pierdan. La hemos desvirtuado pero la esencia es la que es y es, verdad que no llega a todos. Yo no pertenezco a ninguna pero conozco a gente que si y hay mucha miga en ellas.

    ResponderEliminar