sábado, 19 de enero de 2013

Fin de ciclo

Juan Vida, le da un tirón de orejas a un político
Dicen los mismos políticos, y lo repiten los comentaristas que los parasitan, que hay muchos políticos honestos. Los comprendo, nadie está obligado a hablar mal de sí mismo, pero la población está convencida de que esto no es cierto. Lo siento por ellos, la honestidad les exige ahora, en este momento, dimitir en masa si quieren que alguien los crea. Si no lo hacen, vamos a pensar que son cómplices, más o menos activos de sus compañeros corruptos. Vendría bien entonces lo de Tito Livio: Los romanos -léase españoles, ahora- habían llegado a un punto en el que no soportaban sus vicios ni los remedios para esos vicios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario