martes, 5 de abril de 2011

Preferiría no hacerlo

No hay forma de meterle en la cabeza a Pánfilo que debe votar en las próximas elecciones. Siempre contestas lo mismo: “preferiría no hacerlo”. Y mira que está convencido de que habría que expulsar al PSOE del Gobierno andaluz, pero cuando le digo que vote al Partido Popular, me contesta escuetamente: “preferiría no hacerlo”. Después de mucha conversación me ha aclarado que estaría dispuesto a votar a un partido que llevara en su programa cosas tan de sentido común como estas:
1.Celebración de un referendum, no más allá de 2015, sobre la forma de Estado. Le resulta insoportable a Pánfilo que en una democracia haya algún cargo público que no se obtenga o por oposición o por votación. Y menos que ninguno, la jefatura del Estado.
2. Ha llegado el momento de que en España la presidencia del Gobierno la ostente una mujer, por tanto, me dice mi amigo, no votará a ningún partido que proponga hombres para este cargo. Sobre todo para no parecernos a la Iglesia que no admite el sacerdocio de la mujer.
3. Celebración de referendos de independencia, que pueden coincidir con el que se convoque para decidir sobre la forma del Estado, en las comunidades autónomas que lo soliciten. Aquellas en las que la opción independentista fracase, no se volverá a plantear este asunto al menos en 50 años. El Estado se compromete a gestionar con rapidez y justicia, respetando los intereses de todos, la independencia de las comunidades donde haya triunfado el Sí a la secesión.
4.Reforma de la ley electoral para acabar de raíz con el bipartidismo y con la hiper- representatividad de los partidos nacionalistas.
5. Nacionalización de todos los bancos.
6. Privatización del botellón granadino y su paso a una multinacional de la gaseosa.
7. Denuncia del Concordato con el Estado Vaticano.
Le señalo a Pánfilo que no le va a resultar fácil encontrar un partido que cumpla todas esas exigencias. Y me contesta que le parece muy bien, que esperará hasta que aparezca uno y que hasta entonces a todo aquel que le pida que vote le va a contestar con la misma frase con la que el escribiente Bartleby , de la novela de Melville, contestaba a los requerimientos de su jefe: ”Preferiría no hacerlo”.

5 comentarios:

  1. ¿Fundamos un partido con el programa de Pánfilo y nos presentamos?

    ResponderEliminar
  2. Pobre "Panbleby", es tan utópicamente realista como el personaje de Melville.
    El PSC (Partido del Sentido Común) está prohibido en toda democracia que se precie de no serlo.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Rosa, ya ves, trasindependiente piensa que el PSC está prohibido en toda democracia que se precie de no serlo. Un programa mínimo ya tenemos,el de Panbleby, pero a lo peor no nos legalizan

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado lo de comparar a los partidos de la democracia española con la Iglesia; es que no les cabe en la cabeza presentar a una mujer como 1ª de lista, cuando yo veo a mucha mujeres en todos los partidos que tienen éso: mucha más cabeza que tantos hombres anodinos que eligen para representar a dichos partidos ¡qué cruz! Y, por supuesto estoy con Rosa y con Trasindependiente en fundar un partido con los 7 puntos, ya tenemos además nombre: PSC. Ánimo y a por ello!!!

    ResponderEliminar
  5. Pero, a ver, que no me aclaro: el PSC, ¿concurriría (teniendo en cuenta, por supuesto, que no nos vericueteasen como anticonstitucionales sus siete pilares básicos) a elecciones democráticas generales por el poder del gobierno del Reino de España o concurriría en las mismas o similares en pos del gobierno en el exilio (interior) de la República Española? Lo digo porque con lo de no ver la televisión lo necesario menzorvida si ya se ha terminado la transición o todavía nos queda. En cualquier, lo que importa, es que si el voto sirviese sería ilegal y, a lo que iba: Que estas líneas no son más que por saludar a vuesas mercedes, presentarles mis respetos y abrazarte (virtualmente), amigo Pablo, por tanta sana enjundia como a diario nos dejas en pantalla. Agradecida, L.

    ResponderEliminar