jueves, 28 de abril de 2011

Niños luchando

Lugar de las justas
No hay forma de convencer a Pánfilo - nuestro jubilado disruptivo- de que vote. Siempre contesta lo mismo: “preferiría no hacerlo”. Y mira que está persuadido de que habría que desalojar al PSOE del Gobierno andaluz, pero cuando le digo que vote al PP  me contesta escuetamente: “preferiría no hacerlo”. Después de mucha conversación me ha aclarado que estaría dispuesto a votar a un partido que llevara en su programa cosas tan de sentido común como éstas:
1.Celebración de un referéndum, no más allá de 2015, sobre la forma de Estado. En una democracia todos los cargos públicos deberían de obtenerse por oposición o por votación, comenzando por la Jefatura del Estado.
2. Ha llegado el momento de que la presidencia del Gobierno la ocupe una mujer, por tanto, me dice mi amigo, no votará a ningún partido que proponga a un hombre para este cargo. Hay que adelantarse a la Iglesia que pronto, ante la escasez de curas, terminará abriendo las puertas del sacerdocio  a las mujeres.
3. Celebración de referendos de independencia en las Comunidades Autónomas que lo soliciten. Las consultas pueden coincidir con la que se celebre sobre la forma del Estado. En aquellas Comunidades en las que la opción independentista fracase, no se volverá a plantear este asunto al menos en 100 años. El Estado se compromete a gestionar con rapidez y justicia, respetando los intereses de todos, la independencia de las comunidades donde haya triunfado el a la secesión.
4. Nueva ley electoral que acabe con el bipartidismo y con la hiper-representatividad de los partidos nacionalistas.
5. Nacionalización de las ganancias de bancos y cajas de ahorros. Privatización de sus pérdidas que serán cubiertas por los directivos de las entidades.
6. Privatización del botellón municipal granadino y su paso a una multinacional de la gaseosa.
7. Denuncia del Concordato con el Estado Vaticano.
8. Los conflictos entre Junta y Ayuntamiento de Granada los resolverán el alcalde y el presidente en duelo singular de campeones, a las primeras heridas, en la calle Niños luchando.  El concejal y el consejero de menos edad  presidirán las justas desde los balcones del Registro Mercantil y  prenderán en las lanzas de los campeones sus divisas. Policías municipales  y autonómicos desarmados fijarán las lindes.
Le señalo a Pánfilo que no hay partido que cumpla con todos esos requisitos. Y me contesta  que esperará a que aparezca uno y que, hasta entonces, al que le pida que vote le va a contestar los mismo que el escribiente Bartleby, de la novela de Melville, contestaba a las peticiones de su jefe: ”Preferiría no hacerlo”

2 comentarios:

  1. ¿Cómo puede esta entrada no tener ningún comentario? Si ya profetizaba los decalógos y programas asamblearios de la juventud rebelde. Se ve que Pánfilo es presciente, debe ser por eso de que, como su propio nombre indica le gusta todo, por todo siente curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. Es que,piadoso noveno monaguillo, a Pánfilo no se le aprecia en lo que vale. Estoy pensando abrirle una emisoras de TDT para que haga de vidente y eche las cartas. Ahora está empeñado en que el fin del mundo está bastante próximo para la población del sector de los 98 a los 102 años. Un figura de la presciencia es este pánfilo. Un saludo.Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar