jueves, 13 de enero de 2011

Un post, diario, me manda hacer Wordpress

Wordpres, la mayor comunidad de blog de Internet, recomienda publicar algo todos los días y yo, burla burlando, ya he redactado el título y he elegido el tema de mi post de hoy. La cosa es tan fácil como abrir el periódico y coger lo primero que encuentres, sin miedo: el riesgo de que alguien se fije en tu entrada es muy pequeño porque todos los días se publican 500.000 nuevas entradas. Si el asunto es manido, no importa, nunca llegarás a la pesadez de los servicios informativos de radios y televisiones, que se levantan con una noticia y se acuestan leyendo la misma noticia sin cambiarle una coma. El asunto del que voy hablar, y como ya me encuentro a la mitad del post no hay cosa en él que me espante, está en la página 11 del Ideal de Granada de ayer: “Los hombres granadinos cobran un 31% más que las mujeres”. Luego le pegas algo que se haya comentado mucho en la red, por ejemplo esto: “El Consejo de Ministros ha realizado la primera lectura del anteproyecto de la llamada Ley Integral de Igualdad de Trato y No Discriminación, que tiene como objetivo que "nadie pueda sentirse humillado por razones de nacimiento, raza, sexo, convicción, discapacidad, edad, religión, identidad sexual o enfermedad", con lo que habrás entrado en la parte final del post. Bastará ahora con que se te ocurra alguna idea flipante, y no hay por qué recurrir a la “maría” ni al “calimocho”, como que, si esta ley se aprueba, a los primeros que habría que encausar sería a la Corona, porque discrimina a las mujeres en lo de la sucesión, a Zapatero, porque lo primero que hizo cuando tuvo problemas fue echar a Bibiana Aidó y suprimir su Ministerio, y a la Junta de Andalucía, que lleva mandando en Andalucía 29 años y todavía no ha conseguido que las mujeres granadinas cobren como los hombres. Y llegados a este punto, leed este post y veréis que está hecho.
 Nota: para este texto me he inspirado en un soneto de un poeta que aparece mucho en Internet y que se llama Lope de Vega. El título de la composición es: “Un post me manda hacer Violante”. Desde aquí le doy las gracias. 

6 comentarios:

  1. Pregunta típica de un opositor a bibliotecas : ¿ Lope es nombre o apellido ?. ¡ Viva los clásicos siglo XXI !

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Adriana, es lo malo de tener que escribir todos los días un post: no te da tiempo a documentarte bien. Ahora sé que este poeta que tanto aparece por Internet se llama Lope de Vega Carpio. Luego Lope debe de ser el nombre. Me temo que no sea un vate de hoy, porque no conozco a nadie que se llame así. Voy a mirar.

    ResponderEliminar
  3. ¿Lope de Vega? ¿Es guapo? ¿Tiene Tuenti? Voy a mirar a ver si me agrega.

    ResponderEliminar
  4. Que no, Irene, que Lope de Vega no es de este siglo. Me lo ha dicho esta mañana una mujer que imparte clases de Literatura en el instituto Miguel de Cervantes, con gran brillantez, desde hace años. Me la he encontrado al salir de clase y me ha explicado que es un dramaturgo y poeta del Siglo de Oro. Eso sí, su obra gozó de una gran estima en las redes sociales de su época. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  5. Silvia D'Anglade14 de enero de 2011, 23:32

    Yo creo que era un poeta muy ligón y que, se supone que arrepentido de su disipada vida, se metió a cura y además -creo que lo dice la wiki- tenía una hija monja, Marcela, también poeta como él.

    ResponderEliminar
  6. Silvia, me apasionan los sanagustines que se meten a curas después de correrla. Y más cuando se les meten las hijas a monjas.¡Cuanto bullicio sacro!

    ResponderEliminar