miércoles, 24 de febrero de 2010

Amigo invisible, enemigo visible


"El amigo invisible" es el juego por excelencia  del hipotecariado.  El enemigo visible es su banco. Los regalos para el juego se suelen comprar en tiendas "chinois", y no son caros.  Pero normalmente no se sabe muy bien para qué sirven. Esto forma parte de su encanto. Hay regalos que se pasan sobre la mesa del ordenador meses, desafiantes, lanzándote una y otra vez la misma pregunta: "¿a qué no sabes para que sirvo?".  Los padres de los hipotecados se rodeaban de objetos cargados de sentido. Su utilidad saltaba a la vista.


 Una chaqueta para dar mítines, un mechero para encender los cigarrillos Fetén de la Transición.


 La Pasionaria en la etiqueta del vino de Montilla. Pero, ¿a que no saben ustedes para qué sirve el objeto de la fotografía? Yo tampoco. Me tocó en el último amigo imposible. Me está volviendo loco.

Arcano

2 comentarios:

  1. La funcionalidad de los objetos ¿ La da la mano del creador de los mismos ?. ¿Estos nacen ya con su propia esencia o son quienes los usan los que le confieren su identidad ?.
    Como se puede ver por mis interrogantes, las clases de filosofia del BUP, me traumatizaron de por vida

    ResponderEliminar
  2. Adriana, quizás el creador de "Arcano" intentaba hermanar la función de aviso en el ámbito doméstico -en la corta distancia- con la de accesibilidad visual a objetos pequeños, como letras o piezas de un reloj. Será en el "nivel usuario", en el de la existencia (como apuntas en tu comentario), dónde se juegue la identidad del aparato. Y Siempre nos quedarán, si se resiste a desvelar su secreto, "Las traperas de Emaús".

    ResponderEliminar